lunes, 25 de enero de 2016

sábado, 23 de enero de 2016

Papel engomado 8 en la Galería Pepita Lumier, Valencia


Esta tarde, a las 19.30 descubrimos el interior del último número de papel engomado en Pepita Lumier (Valencia).

lunes, 18 de enero de 2016

Texto para José Carlos Cataño



Si el mar cumpliera tu memoria.

Viajar es trasladarse desde un punto hacia otro.
La distancia más corta entre esos dos puntos es la línea recta, pero no es el trayecto más entretenido, ni el más creativo.

José Carlos Cataño es poeta, narrador y ensayista a la vez que artista.

Como buen viajero -imaginado, real o vital- Cataño se entretiene en dibujar sobre el mapa de sus bitácoras, círculos y trazados involuntarios para hacer que la ruta que imagina y prepara no sea la más directa, sino la más sugerente.

Canario viviendo fuera de Canarias -no diría exiliado, pero sí-, tiene incrustado en su piel el resto del salitre que lo rodea todo. Lleva injertado en el cerebro cada gota de agua salada que rompe en la costa, se acuerda de cada ola de su niñez y las revive en un pase de diapositivas continuo como si fuera una película antigua monocolor, con ese regusto al ideal de un lugar que podría haber sido pero que casi ya no existe.

Cada cierto tiempo vuelve a casa a recuperar esos olores marinos, a llenarse el alma de esa espuma. Pero es como si fuera a la casa de un amigo y que le digan, después de llamar a la puerta, que el amigo ya no vive allí.

Pero Cataño no se resigna y sigue llamando a la puerta, sabedor de que no es él mismo el que llama y que ese amigo sigue ahí, ocupando algún lugar escondido del recuerdo.

En su cuaderno de viaje, Cataño dibuja, recorta y ensambla sin tijeras ni pegamento esa tromba de agua que cae por encima de nuestros recuerdos, reuniendo las voces de todos nuestros sueños isleños, los pasillos sin aire, los gritos sin sonidos, los relojes disecados, las estancias vacías y todo ese cúmulo de líneas trazadas de un viaje que alguna vez quisimos emprender.
Y lo hace como quien no quiere la cosa, que por otra parte es cierto.

Al final de la visión de todas estas imágenes que componen Cristales de ultramar, bien podría salir de nuestras gargantas ese grito del vigía que dice: ¡no estoy aquí, no estoy allí, pero estoy en casa!


Paco Rossique, Las Palmas, Dic. -  2015


José Carlos Cataño expone en la Sala S/t Espacio Cultural del 15 al 29 de Febrero de 2016, en Las Palmas de Gran Canaria,