lunes, 4 de agosto de 2014

La Mitad del Mundo

 
Cultura Canarias 7
04/08/2014

De la mitad del mundo a la otra



L. del Rosario / Las Palmas de Gran Canaria
PUBLICIDAD


Si a un archivador le falta un archivo, luego otro y uno más, hasta quedarse sin ellos ¿sigue siendo un archivador? La mitad del mundo es una exposición que casi no se expone. Solo seis obras componen una muestra que se ve  en una pantalla  de televisión  y en la que se mezclan las miradas de seis fotógrafos isleños sobre el mundo.
La primera Cumbre de gestores culturales de Latinoamérica en Arte y Literatura,  que se celebrará en Ecuador entre el 20 y 26 de agosto, contará con un proyecto fraguado en la Isla por seis fotógrafos canarios. Javier Cabrera, curator de esta aventura, acudirá con La mitad del mundo. Fotógrafos canarios en la raya del ecuador a la Universidad Laica Eloy Alfaro, en la provincia ecuatoriana de Manabí, para mostrar esta exposición fotográfica 'congelada' en un vídeo de 40 minutos en el que se incluyen declaraciones de los artistas.
La crisis económica, explicó Cabrera, determinó la idea. "Me invitaron a la cumbre y dado los tiempos que corren de pobreza, escasez y  crisis, en vez de transportar una exposición, con lo caro que es, se nos ocurrió exportar una videocreación".
Cabrera contó con "fotógrafos muy conocidos" y buscó que éstos "mostraran la otra parte del mundo, la que no ven, que somos nosotros mismos". El experto en arte sabía que Ángel Luis Aldai había hecho trabajos sobre África, Alfredo Betancor en Asia y Javier Betancor en América. Además, continuó explicando, Tato Goçalves había trabajado "a la inversa, retratando a gente del mundo venida a Canarias". Ricardo Montesdeoca, por su parte, muestra en su trabajo "esa parte crítica, incluso con sardonia, e irónica sobre cosas ocultas en el mundo, manejos de multinacionales, etcétera", mientras que Teresa Correa "prefirió mostrar la parte oculta como ser humano haciendo un recorrido hacia dentro".
El montaje de la videocreación es de otro artista, Paco Rossique, quien cedió la obra que sirve de ilustración para esta "muestra" así como compuso la música –"cerebral", como él compositor la llama– que acompaña la sucesión de instantáneas.